});

CARTA ABIERTA A BEGOÑA MONLLOR.

CARTA ABIERTA A BEGOÑA MONLLOR.

Si tuviera costumbre de llevarlo te diría: Begoña, me quito el sombrero. Pero como no la tengo y no llevo sombrero sólo me queda darte las gracias por privarme de decir «todos los políticos son iguales», por ser una de las demasiado escasas «excepción que confirma la regla».

He crecido con la idea de que las personas somos las que tenemos el deber de supervisar cualquier gestión pública para que no se lleve a cabo a la ligera, si no, que sea de trazabilidad transparente y accesible para que las personas, que tengan experiencia en el ámbito que se esté trabajando, puedan guiar de manera constructiva todo el proceso. Al fin y al cabo lo que se gestiona desde la Casa del Pueblo es para el pueblo ¿Quién debe ser conocedor si no el propio pueblo de lo que ocurre en su municipio con el dinero de todos?.

La asociación en la colaboro pretende una mejoría en la calidad de vida de los animales de todas las especies, por lo tanto considero que el seguimiento de cualquier gestión en la que se vean involucrados debe ser mucho más exhaustiva y debe estar respaldada por profesionales del sector. Imaginate, hablamos de vidas no contempladas como sintientes, ese detalle hace que adquiera mucha más relevancia.

Mi trabajo en la asociación es no permitir una gestión nociva para ellos y mucho menos si se lleva a cabo por el beneficio de las personas sin contemplar las necesidades del animal.

Pero la realidad es que cuando te enfrentas a un político, te callan la voz, desprestigian tu trabajo, tu persona y te cortan el vuelo para seguir trabajando con un único objetivo, en mi caso, el respeto social hacia los animales.

Normalmente cuando uno llega a la denuncia pública antes ha intentado un diálogo privado habiendo sido ignorado, como poco. Y llegados a ese punto es muy difícil volver atrás.

Si osas a denunciar a una concejalía todo se vuelve oscuro y solitario.

En un momento dado, esto tuvimos que hacer desde la asociación, denunciar, y a pesar de saber las consecuencias, no podíamos dejar de luchar por los animales (PINCHA AQUÍ SI QUIERES SABER A QUE NOS REFERIMOS) . De alguna manera nos despedimos de poder volver a participar en cualquier gestión en la que tuvieran que ver los animales porque fuimos tachadas de personas non gratas.

Era lo que tocaba si llegábamos hasta el final con nuestra reivindicación. O no.

Y aquí es donde empiezo a quitarme el sombrero, si lo llevara, ante la edil Begoña Monllor.

En un tiempo pasado de cuya fecha no quiero acordarme pero la recuerdo, agosto de 2016, recordarás, Begoña, que nos pasó algo así. Y durante un tiempo todo fue oscuro y solitario para la asociación, aunque no desistimos en el empeño, de seguir trabajando por una buena calidad de convivencia entre vecinos humanos y no humanos.

Entonces ocurrió que notamos que valoraste nuestro empeño, y ocurrió que consideraste nuestro trabajo, nuestro criterio y nuestra experiencia. Entonces pasó que dejaste que conociera a una persona que contaba con las personas y que trabajaba para las personas.

Aquí paso a hablar de tercera a primera persona, porque soy yo la que te da las gracias por enfrentarte a los muros, por altos y duros que sean, con tal de que se hagan las cosas como se tienen que hacer, bien hechas y considerando a todas las partes. La que te da las gracias porque no todo el mundo es capaz de de hacer lo que solo hacen las personas justas, confiar en alguien que no calla ante lo que no es justo.

Me vuelvo a quitar el sombrero y añado una reverencia ante quien es capaz de «ceder la autoría» de un proyecto en el que ha invertido muchas horas y que como dirían algunos «es de los que hacen ganar votos»,tachar tu nombre de un proyecto en el que has trabajado en primera linea con tal de que salga adelante lo firme quien lo firme, impresionante, admirable.

Para mi es muy gratificante que por fin alguien entienda que cuando desde la asociación denunciamos una gestión, no estamos denunciando ni a una persona ni a un partido político, si no, una gestión.

He visto y oído cosas de ti que nunca hubiera pensado que oiría en el despacho de un ayuntamiento, te he visto atender a las personas con una humanidad y humildad que sorprende. Siempre sonriendo, siempre intentando solucionar. Una persona fuerte, cercana, luchadora, con mucho empeño en conseguir los objetivos fijados, justa y sobretodo que sabe escuchar. Está claro que nunca llueve a gusto de todos pero… ¿Qué más se puede pedir en la gestión de un municipio?

Se pueda conseguir más o se pueda conseguir menos por los animales, me siento orgullosa, como vecina de San Vicente, de la persona que se encarga de su gestión en el ayuntamiento de San Vicente del Raspeig.

Gracias Begoña.

MAr Puig

Publicado el:29 junio, 2018Cinco Hocicos

Deja un comentario