});

San Vicente, otro municipio que se suma al “paripé” de las concejalías de protección animal

San Vicente, otro municipio que se suma al “paripé” de las concejalías de protección animal

Artículo de opinión publicado en Televisión de San Vicente

Son reiteradas las ocasiones en las que he escuchado “Lo que hace falta es una concejalía de Protección Animal”. Pues no señoras y señores, lo que hace falta es una buena gestión de los animales en los municipios, independientemente de como se llame la concejalía que los gestione.

Después de las últimas elecciones municipales, mucho después, demasiado después, cuando ya estaban todos conformes con los puestos que cada uno iba a ocupar, en San Vicente nos despertamos con la noticia de la creación de una nueva concejalía, la de Protección Animal.

Pero a nada que se indagaba un poco te podías dar cuenta de que la cosa no iba en serio, de que el personal técnico era la misma persona que durante la legislatura anterior, y la anterior y la anterior y todas las anteriores, ha gestionado  todo lo relacionado con los animales.  Y al igual que la parte técnica, la parte política tampoco cuenta con experiencia alguna en el campo del bienestar animal.

Tampoco ha habido un acercamiento, previo a la creación, a las asociaciones y profesionales del sector interesándose por las necesidades reales o recursos necesarios para una correcta gestión. Simplemente se crecen con la introducción del término “Protección Animal” en el Ayuntamiento de San Vicente.

 Puede que ustedes se llenen la boca alardeando de un nombre pero pronto se les ve el plumero cuando un municipio con superhábit económico destina CERO euros a una concejalía que fue creada por ustedes mismos.  Una jugada absurda que deja ver el interés real por mejorar la calidad de la gestión de animales del municipio.

Pues sepan que flaco favor le hacen a la Protección Animal, tan sólo generan que las personas que tienen despierta la empatía y que pretenden una convivencia social óptima con los animales con los que cohabitamos, se relajen, bajen la guardia y deleguen el trabajo a la concejalía que, supuestamente, para eso está.  Pero la creación de una nueva concejalía no debería poder darse sin un plan de trabajo, una metodología y unos objetivos a cumplir pero sobre todo no debería darse sin personal especializado y sin dotación económica propia acorde con los objetivos establecidos. Sin todo esto, sería mucho mejor que dejarán las cosas como están y no engañen a la ciudadanía.

Los que realmente luchamos un una mejora en la calidad de vida de los animales, las que concebimos que el abandono y el maltrato esté contemplado en el Código Penal y los que llevamos años, con recursos propios, haciéndonos cargo de la responsabilidad del municipio, realizando el trabajo que este Ayuntamiento, a estas alturas, ya debería estar asumiendo. estamos cansadas de que se rían de nosotras y resulta que la gestión de los animales no es para tomárselo a risa.

Espero sinceramente que, al menos, y aunque sea a coste cero, crear una concejalía de protección animal sí implique el que en los próximos desfiles no tengamos que ver camellos en la Avenida Ancha de Castelar, aves rapaces en los mercados medievales ni perros encerrados en parques caninos sin custodia alguna con todo el malestar que estas situaciones generan tanto a los animales como a las vecinas y vecinos del municipio, porque entonces no estaríamos hablando de Protección Animal, ni tan siquiera llegaríamos al estatus de Bienestar Animal, entonces lo que estaría pasando es, que como en otros tantos municipios, San Vicente del Raspeig lo que ha hecho es subirse al carro del “paripé” de crear una concejalía de Protección Animal y eso, sólo sirve, para “nada”.

Mar Puig.

Publicado el:09/01/2020MAr Puig

Deja un comentario